El CANNABIS CONTRA EL ESTRÉS DEL AISLAMIENTO

Estrés, ansiedad, tristeza, apatía, pérdida o exceso de apetito sexual… Son sólo algunos de los múchos síntomas que el aislamiento nos está causando.
Aunque pongamos en práctica actividades que nos distraigan y amenicen el tiempo que pasamos encerrados, nuestras mentes están sometidas a un desajuste de Dopamina (la hormona del placer).
Es muy dificil luchar contra la química, y por ello muchos recurrimos a terapias basadas en el cannabis que como bien es sabido, tiene grandes propiedades sobre la química relacionada con la Dopamina.

El THC juega un gran papel en el proceso, pero desafortunadamente es ilegal y en estos momentos se ha vuelto muy dificil de adquirir a traves del mercado negro. No obstante existe una alternativa totalmente legal que aporta igualmente propiedades paliativas para todos estos sentimientos negativos. Se trata del CBD o cannabidiol, un cannabinoide presente en el cannabis capaz de aportar los mismos beneficios sin verse afectado por los efectos psicotrópicos del THC, y a demás es totalmente legal ya que no se considera una substancia estupefaciente.

El CBD es por así decir el hermano bueno del THC y está presente en todas las variedades de Cannabis del mundo, incluida el Cáñamo.
No hay que confundir Cáñamo con Marihuana, ya que aunque la especie sea la misma (El cannabis), su genética es totalmente diferente. Tanto, que se emplea para todo tipo de productos textiles, cosméticos, alimenticios y en otros casos en formato de flores, aceites o ceras.

El CBD no es barato si lo comparamos con la marihuana ya que a diferencia de esta que es producida de forma masiva e ilegal, el CBD y sus derivados han pasado por años de investigación y desarrollo en laboratorios para obtener lo que hoy conocemos como Cogollos de Cannabis L (de Legal).
Por otra parte, el hecho de ser legal, pagar impuestos, y no contar con el efecto psicoactivo que muchas personas aborrecen, hace que el precio se ajuste a un nivel superior que el chivato que compremos al camello de turno.

Comparativa THC y CBD

¿Por qué el CBD ayuda contra todos esos problemas?

Básicamente, el cannabis de CBD actúa sobre nuestros receptores endocannabinoides segregando Dopamina y actuando sobre nuestras terminaciones nerviosas así como en numerosas áreas del cerebro asociadas a la hiperactividad y el estado anímico.
Habrás oído hablar de fármacos como el «Diazepam» empleados en casos de personas con estrés y ansiedad. Pues bién, estos fármacos emplean opiáceos que actúan como el CBD en zonas del cerebro que afectan a nuestro estado anímico y percepción de estos sentimientos negativos. Pero a diferencia del Opio, el Cannabis no es adictivo y no requiere una receta médica para su obtención. A esto hay que sumarle los efectos secundarios ya que los opiáceos a parte de generar dependencia al poco tiempo, anulan otras partes de nuestras mentes esenciales alterando nuestra personalidad. ¿Y quién quiere cambiar de personalidad y verse enganchado a estas sustancias? Nadie, y ahí es cuando entra en juego el CBD. Una substancia que puede que dentro de poco las farmacéuticas controlen por dos razones.

La primera por el riesgo que supone para sus productos basados en opiáceos y que generan al año miles de millones de euros en beneficios.
La segunda por el control de una substancia que poco a poco va ganando una gran cuota de mercado debido al avance del conocimiento de las personas sobre el mismo.

En cualquier caso, aprovecha ahora que es cuanto más lo necesitamos y sigue siendo parte de un libre mercado en toda la unión Europea con precios asequibles.

Ir arriba

Próxima Temporada

Te avisamos y mandamos un cupón con 15% de descuento  para que la estrenes.

Al enviar su email, acepta suscribirse a nuestras noticias.