¿Cómo evitar que el cannabis te ponga los ojos rojos?

La principal razón por la que el consumo de cannabis produce un enrojecimiento de los ojos, es por su principal compuesto activo, el tetrahidrocannabinol, conocido como THC.

El THC reduce la presión sanguínea, lo que provoca que los vasos sanguíneos y capilares se dilaten y aumente el flujo sanguíneo en todo el organismo. Esta disminución arterial tiene un impacto en las arterias de los globos oculares, dilatando los capilares del ojo y haciendo circular la sangre de una manera más visible de lo normal, dando como resultado el enrojecimiento de los ojos. Las variedades con mayor contenido de THC son más propensas a los ojos rojos, sea fumado, vaporizado o ingerido, el THC siempre causará este efecto.

No obstante, dicho efecto no es permanente, una vez el cuerpo haya metabolizado la molécula causante, la esclerótica volverá a su estado natural, así como la presión sanguínea.

Dado que el THC es el principal responsable de este enrojecimiento, una buena forma de evitar los ojos rojos es elegir una variedad baja en THC. La marihuana rica en CBD induce a una sensación de tranquilidad y serenidad y es perfecta para esos días en los que no se deseen “ojos rojos”.

El enrojecimiento de los ojos por consumo de cannabis es inofensivo, sin embargo, hay personas que por el motivo que sea no desean mostrarlo, y aunque existen algunos métodos simples para minimizar o reducir ese enrojecimiento, como pueden ser el uso de colirios, el consumo de cafeína, chocolate negro, alimentos salados o beber agua en abundancia, consumir altas cepas de CBD, CBN y CBG es también una alternativa para aquellos que buscan el aroma y el sabor por encima de la potencia psicoactiva y para un uso relacionado con el bienestar, ya que las plantas ricas en CBD no ponen los ojos rojos, por lo que son muy discretas.

Ir arriba

Próxima Temporada

Te avisamos y mandamos un cupón con 15% de descuento  para que la estrenes.

Al enviar su email, acepta suscribirse a nuestras noticias.